529 - Enero 2013
30 Noviembre 2012 - 24 Diciembre 2012

Descargar

ÁFRICA-MADAGASCAR

Adiós a Monseñor Verstraete

El 27 de noviembre, dieciséis Oblatos de María Inmaculada se reunieron en el Centro de Retiro Good Shepherd [“El Buen Pastor”], en Hartbeespoort, para despedir a Monseñor Daniel VERSTRAETE, OMI, quien regresa a su natal Bélgica por su bien. La ceremonia comenzó con la celebración de la Eucaristía presidida por el Padre Donaat BOHE y en donde el mismo compartió algunas de sus experiencias de sus más de veinte años trabajando en estrecha colaboración con Monseñor Verstraete como Vicario General de la Diócesis Klerksdorp.

El Padre Verstraete llegó a Sudáfrica en 1950 y comenzó su largo apostolado misionero en la actual Arquidiócesis de Johannesburgo donde se desempeñó en diferentes parroquias en Soweto. Monseñor Verstraete fue nombrado Prefecto Apostólico el 9 de noviembre de 1965, cuando el Papa Pablo VI estableció la ex Prefectura de la Transvaal occidental: él fue nombrado el primer Obispo de Klerksdorp cuando se estableció como diócesis el 27 de febrero de 1978. Continuó como pastor principal de la diócesis hasta que se retiró por motivos de salud en 1994.

En retiro adquirió la propiedad que hoy en día es el Centro de Retiro Good Shepherd y que construyó para que fuera lo que es, un lugar de oración y silencio al que gente de todas las religiones pueden acudir para renovarse en cuerpo, mente y espíritu.

En las muchas historias contadas con motivo de esta misa de acción de gracias, él recordó sus dos lemas, uno elegido antes de su ordenación como Obispo, “Spiritu et Ambulemus”, y el segundo, adquirido durante sus años de ministerio, “We go flat out” [Vamos a toda velocidad]. Ambos caracterizan sus años vividos como Obispo y aquellos del retiro. Creía que todo lo hecho para el Reino de Dios estaba bajo la inspiración y guía del Espíritu Santo. Esto no sólo era evidente en su ministerio público sino también lo fue la influencia del Espíritu Santo en su propio viaje espiritual personal.

Su compromiso con la Fundación Santa Biblia es un monumento viviente a su dedicación a la Palabra de Dios y a la presencia del Espíritu Santo en su vida personal. Así que muchas de las frases de “Aldea Abandonada” de Oliver Goldsmith se podrían aplicar al hombre y a su ministerio:

“Para aliviar lo miserable era su orgullo,
E incluso sus defectos se inclinaron hacia el lado de la virtud,
Pero en su deber de solicitar en cada llamada,
Él observó y lloró, oró y sintió por todos.”

Los que han trabajado estrechamente con él no podían que terminar contagiándose con su entusiasmo. Él trabajaba sin perder tiempo para todos y durante todo el tiempo.

Monseñor Verstraete es el último Obispo sudafricano superviviente que asistió al Concilio Vaticano II. Sus recuerdos personales de dicho acontecimiento histórico pueden no estar registrados en los anales de documentos de la Iglesia pero sí reflejan que incluso en esas ocasiones propicias, él era consciente de la acción del Espíritu de la alegría y humor incluso entre la jerarquía. (Michael MORRISSEY)



Una misión en expansión

En su carta de Navidad, el Padre Marek OCHLAK, de la Delegación Superior, habló sobre el continuo crecimiento de la misión Oblata en Madagascar. He aquí algunos extractos.

Todos estamos muy bien aquí en Madagascar. A pesar de las dificultades que nuestro país está atravesando, tratamos de continuar con nuestro trabajo por el bien del pueblo malgache. Estamos todavía en un periodo de transición, la situación política no es estable y el país se encuentra en una gran crisis que afecta a la parte más pobre de la población. Muchas personas han perdido sus puestos de trabajo y el número de los pobres ha aumentado, especialmente en la ciudad. Mientras que el gobierno está haciendo todo lo posible, aunque sin el pleno reconocimiento de los económicamente poderosos, es difícil satisfacer las necesidades de la población y reducir el costo de vida.

También estamos encantados de anunciar que el 25 de noviembre de 2012, la Fiesta de Cristo, el Rey, hemos inaugurado una nueva misión en la Diócesis de Morondava, gracias a Su Excelencia Monseñor Fabian Raharilamboniaina. El Padre Mariusz y el Padre Riri son los pioneros que han participado en la organización de la parroquia del Beato Juan Pablo II. Podemos decir que nuestra misión en esta región está empezando totalmente desde cero, con la excepción de una 4x4 ofrecida por la Provincia de Asunción en Canadá y 1 hectárea de tierra vacía ofrecida por la Diócesis. La primera cosa que tendremos que construir es una pequeña capilla para poder organizar la parroquia y, a continuación, la casa de los Padres para que puedan estar más cerca de los cristianos. Dependemos mucho de vuestra ayuda espiritual y material, pero también de las oraciones, que son necesarias para el fundamento espiritual.

La Diócesis Morondava está situada en la costa occidental de Madagascar, en el canal de Mozambique. Es una ciudad de 24.000 habitantes, pero con los pueblos de los alrededores, tiene alrededor de 70.000 habitantes. Nuestra misión en Morondava está comenzando primero con una base en la ciudad y luego nos iremos trasladando hacia el monte. Los Oblatos han recibido varias invitaciones para trabajar en muchas partes de Madagascar pero hemos elegido Morondava debido a su evidente pobreza en los niveles material y espiritual.

Además, con respecto a nuestra misión en La Reunion, el trabajo pastoral que nuestros colegas están llevando a cabo en el sitio está haciendo buenos progresos. Al ver esto, Su Excelencia Monseñor Gilbert Aubry, Obispo de La Reunion, ha decidido darnos otra nueva parroquia en Champ Borne.

Con respecto a nuestros programas de formación, agradecemos a Dios por habernos dado candidatos de todos los niveles. En el prenoviciando, actualmente contamos con 11 prenovicios. En el noviciado, ahora tenemos nueve novicios. Nuestra delegación tiene 27 escolásticos en formación (9 escolásticos están estudiando en las afueras de nuestro escolasticado en Fianarantsoa).

En pocas palabras, esa es la noticia que deseábamos compartir con ustedes; esperamos que les ayude a conocer mejor nuestra Delegación y el trabajo que estamos haciendo en Madagascar.

Para terminar esta carta, nos gustaría desearles desde ya todo lo mejor para la víspera de la Navidad y el Año Nuevo. Que la magia de estas fiestas guíe a cada uno de nosotros hacia la luz, paz y amor universal por la gloria de Dios. En este Año de Fe, pedimos a la Virgen María que nos guie más hacia su Hijo Jesucristo.



«Página 8 de 10»

36o Capítulo General 2016
36o Capítulo General 2016
Oblate Triennium
Oblate Triennium
Vocaciones OMI
Vocaciones OMI
Oblatio
Oblatio
Aix-en-Provence
Aix-en-Provence
Otros sitios oblatos
Otros sitios oblatos
Newsletter