578 - Junio 2017
1 Junio 2017 - 30 Junio 2017

Descargar

CANADÁ-ESTADOS UNIDOS

Se concede un homenaje de JPIC

El 28 de abril de 2017, OMI-JPIC Lacombe partició con gran alegría en el premio de la Medalla Eugenio de Mazenod en la Universidad San Pablo, al ser su candidato, el Sr. John Joe Gunn, la persona homenajeada en este día.


El H. Leonardo REGO, director de OMI-JPIC Lacombe, explicaba en su discurso: "cuando me llegó la posibilidad de nominar a alguien para el premio Medalla Eugenio de Mazenod, ciertamente tenía en mente el doscientos aniversario de los Oblatos, que está produciendo cambios innovadores y movimientos hacia un futuro y una misión nuevos muy en sintonía no sólo con el premio, sino también con el trabajo de Joe y con la misión y visión de la Universidad San Pablo. El nuevo corazón de los Oblatos unido a la conversión, el nuevo espíritu junto a las voces proféticas y la nueva misión que la pone en relación con nuestro futuro, están en plena sintonía con en el trabajo de Joe, con su compromiso por la justicia social dentro y fuera de la institución católica, siempre con gran fe y una firme convicción de que un mundo mejor es posible.”

La medalla lleva el nombre del fundador de los Oblatos de María Inmaculada y reconoce el espíritu de S. Eugenio de Mazenod respondiendo a los problemas sociales de su tiempo. La Medalla Eugenio de Mazenod honra a personas que han contribuido de manera especial al desarrollo de su comunidad, en su entorno, en la Iglesia y en la sociedad como tal.

El evento y los distintos discursos provocaron debates amistosos sobre compromiso, sobre los siguientes pasos a dar para el cambio, además de una reflexión sobre nuestro papel en la lucha por la justicia. Nos llevó a repensar nuestro compromiso con el progreso, el cambio y el desarrollo, postulados para la misión que desarrolla JPIC y que son sus áreas de trabajo.

El trabajo de Joe es extraordinario, y sin embargo, su humildad hace que sea muy humano. Nos estimula, con su ejemplo de lucha por la justicia, paz, integridad de la creación y el desarrollo, a lograr grandes metas. En su discurso de aceptación, Joe nos lanzó una inspiradora llamada a favor de la justicia en tiempos difíciles, ofreciendo ejemplos e invitándonos a todos a formar una coalición por el bien mayor, aprovechando la oportunidad de construir un futuro hacia el cambio luchando contra la pobreza: "Nadie puede llegar a ser nada sin los demás, así que aprovechemos esta oportunidad de formar una coalición por el bien mayor en colaboración y unión con todos los aquí presentes hoy, expresando una opción preferencial por los pobres.” Fernanda de Castro – Asistente de JPIC




Los Hmong dicen “gracias”

(Nota del editor: Durante muchos años, los Oblatos han trabajado con la comunidad Hmong en S. Pablo, Minnesota. El P. Daniel TAILLEZ, un oblato francés que estuvo en Laos, trabajó incansablemente con ellos, en S. Pablo y en Tailandia. Con ocasión de la jubilación del P. Harry WINTER, el Dr. Sia Lo, feligrés de la parroquia de San Patrick en S. Pablo, escribió estas palabras de agradecimiento. Son asombrosamente similares a tantas otras reflexiones hechas por personas cuyas vidas entraron en contacto con los Oblatos que consagraron toda su vida a estar "Cerca de la Gente”. Así, esta reflexión y agradecimiento puede valer para los Oblatos de todo el mundo, y para toda la gente que les ama.)


P. Greg GALLAGHER bautiza a un niño Hmong en la Iglesia de San Patricio, St. Paul, Minnesota.

En nombre de la comunidad católica Hmong de San Patrick, quiero agradecerle, Padre, por habernos traído a esta iglesia. Sin usted, quizás hoy no estaríamos aquí. Muchas gracias por todo lo que ha hecho por ofrecernos un hogar.

Hace cerca de un siglo, fueron otros sacerdotes oblatos llegados como usted de Francia quienes vinieron hasta nuestro pueblo, en la selva de Laos. Arriesgaron sus vidas en esa selva para llegar hasta nosotros. Una vez con nosotros, nos dieron su tiempo para aprender nuestra cultura y nuestras costumbres – para poder hacernos descubrir a nuestros Señor y Salvador Jesucristo.

Cuando nos encontraron, nuestro idioma no se escribía, así que idearon una escritura para nosotros. Con caracteres romanos, desarrollaron por primera vez una forma escrita para nuestro idioma. Hoy, los Hmong de todo el mundo pueden comunicarse por escrito entre sí, o por internet – gracias a nuestros sacerdotes Oblatos. De hecho, cada vez que escribo en Hmong, no puedo evitar pensar en ellos. (Nota del editor: el oblato P. Yves BERTRAIS [U2007] fue el autor del primer diccionario Hmong-Francés, publicado en Vientián en 1964.)


La gente Hmong

Cuando éramos refugiados en Tailandia, la Iglesia Católica fue un instrumento para traernos a los EE.UU. y a Minnesota. Fue la caridad de la Iglesia Católica la que vistió y alimentó a muchas de nuestras familias hasta que nosotros pudimos hacerlo por nosotros mismos. Así que nuestra comunidad está ciertamente en deuda con ustedes y con la Iglesia Católica.

Pero de todas las cosas buenas que la Iglesia Católica ha hecho por nosotros, estamos sobre todo muy agradecidos por nuestros sacerdotes oblatos – y especialmente hoy por usted, padre, por ser usted quien es. Porque usted es un verdadero representante de Cristo en la tierra. A través de Cristo, usted limpia nuestras almas cada domingo con el agua bendita y nos protege del mal. A través de Cristo usted nos ha enseñado la bendición del Cielo y el verdadero propósito de la vida. A través del poder de Cristo usted nos ha llevado más cerca de Dios, y esto no se lo podremos agradecer lo suficiente. (de www.omiusa.org )




Celebración de los Mártires de Laos.

El Santuario Nacional de Nuestra Señora de las Nieves en Belleville, Illinois, fue lugar de la hermosa celebración de acción de gracias por los Mártires de Laos el fin de semana del 17 y 18 de junio de 2018. Cerca de 350 personas, muchos de ellos de origen laosiano, viajaron al santuario oblato para honrar a los 17 sacerdotes y laicos que dieron sus vidas por la fe entre 1954 y 1970. Seis de los mártires eran Misioneros Oblatos de María Inmaculada de Francia e Italia.


Los invitados de honor fueron el Arzobispo emérito Roger SCHWIETZ OMI, de Anchorage, Alaska, así como el Cardenal nombrado el obispo Louis-MarieLing Mankhanekoun, Vicario Apostólico de Paksé, Laos, y Administrador Apostólico de Vientiane, Laos, así como Monseñor Tito BanchongThopanhong, Administrador Apostólico de Luang Praban, Laos.


Durante el banquete de celebración del 17 de junio, además de las charlas de los tres prelados el postulador de los 17 mártires, P. Roland JACQUES, habló del proceso que llevó a la beatificación de los mártires. El. P. Warren BROWN, Consejero general de Canadá-Estados Unidos representó al Superior general oblato. Bailarines y cantantes de entia kmhmu, lao, hmong y birmena amenizaron a los invitados entre las distintas intervenciones.


En la Misa de Acción de Gracias del 18 de junio había unos 20 sacerdotes concelebrantes de los Estados Unidos y de Francia, Tailandia y Vietnam. Entre los sacerdotes se encontraba el p. Lucien BOUCHARD, con 88 años, que srivió junto a algunos de los mártires de Laos hasta que fue obligado a salir de allí y proseguir su misión en Borneo. Había sacerdotes, hermanos y religiosas que ejercen el ministerio entre los pueblos hmong, khmu, lao, karen y karenni en distintas diócesis de los EE. UU.




Un legado especial para la Universidad San Pablo.

El Viernes 7 de abril de 2017, las Hermanas de la Providencia de San Vicente de Paul en Kingston, Ontario, hizo una donación de 2,5 millones de dólares como legado a la Universidad San Pablo para establecer la Escuela de la Providencia de Liderazgo trasformativo y Espiritualidad.

La Universidad San Pablo, fundada por los Oblatos, había identificado la necesidad de tener líderes que integraran en sus prácticas profesionales los valores de la justicia social, acentuar el desarrollo humano, la sostenibilidad, la diversidad y la inclusión.

A lo largo de los pasados 156 años, esta congregación religiosa de Hermanas ha estado dedicada a servir con compasión y confiando en la Providencia. A partir de las cuatro hermanas que llegaron a Montreal en 1861 para cuidar de los pobres, los ancianos y los huérfanos en Kingston, han expandido su ministerio fundando orfanatos, escuelas, hospitales, hogares de atención a largo plazo y casas de acogida por todo Canadá. En 1967 comenzaron su ministerio en Guatemala y Perú. Los Oblatos de María Inmaculada también habían llegado para servir en Perú en la década de 1960. Uno de los Oblatos que encontraron y con quien trabajaron las hermanas fue el Hermano Leonardo REGO. ¡Un encuentro providencial!

El Hermano Len es el director de JPIC para los Oblatos de la Provincia de Lacombe y actualmente mantiene su posición en la residencia Oblata de la Universidad San Pablo. Gracias a estas relaciones a lo largo de tanto tiempo, él se siente muy familiarizado con la visión de las Hermanas de la Providencia y cómo ellas quieren preparar los líderes del futuro con el conocimiento y las habilidades que necesitarán para afrontar los retos de nuestro mundo cambiante.

El Hermano Len vió el potencial de conectar lo que la Universidad San Pablo deseaba conseguir y lo que escuchaba de las Hermanas de la Providencia que querían crear un futuro legado concentrado en reflejar su misión y sus valores. Después de numerosas discusiones entre las Hermanas y el equipo de la Universidad San Pablo se determinó que aquello encajaba bien.

La ceremonia oficial del 7 de abril fue una celebración conmovedora para estas hermanas extraordinarias, dedicadas y muy generosas y una institución académica que estaba agradecida y que ahora ha lanzado este nuevo departamento: La Escuela de la Providencia de Liderazgo trasformativo y Espiritualidad. (Erin Ryan, Asociado Oblato)




«Página 6 de 9»

36o Capítulo General 2016
36o Capítulo General 2016
Oblate Triennium
Oblate Triennium
Vocaciones OMI
Vocaciones OMI
Oblatio
Oblatio
Aix-en-Provence
Aix-en-Provence
Otros sitios oblatos
Otros sitios oblatos
Newsletter